Back to home page
Google LinkedIn Print Tumblr Twitter WhatsApp

Maloclusión dental (17-Dic-2017)


Hace años teniendo la experiencia de trabajar con un quiropráctico, aprendí que nuestra estructura corporal influye nuestra calidad de vida. Ahora, de nuevo, me ha llegado este mismo mensaje a través de una entrevista que he escuchado.


Así fue en breve: el cuerpo de un niño está en desarrollo. Su cara, su maxilar y su mandíbula necesitan ensancharse y crecer hacia delante tanto cómo la vía aérea que necesita desarrollarse para llegar a su tamaño adecuado. Sin embargo, puede llegar un momento en la vida del niño cuando su maxilar superior sobresale y sus dientes superiores frontales se proyectan hacia delante. Esto se conoce como maloclusión dental.


En la práctica convencional para corregir y enderezar los dientes, extraen dos dientes premolares y retraen los dientes frontales sobresalientes con brackets. El problema con este tratamiento es que la retracción de los dientes impide el desarrollo de la cara hacia delante y resulta en una vía aérea pequeña que puede provocar síntomas tal cómo respirar por la boca, apnea del sueño, dolor de cabeza, tinnitus, postura de la cabeza hacia delante y contracción crónica de los músculos del cuello. Incluso este tratamiento del niño puede repercutir en su salud más adelante cuando es adulto causando los síntomas mencionados.


Una rama de la odontología todavía en desarrollo trata la maloclusión de una manera diferente. Ayuda ensanchar la maxilar superior dando de manera natural espacio a los dientes sobresalientes y permitiendo y facilitando el crecimiento hacia delante de la cara. Dicen que con este desarrollo los huesos del cráneo se colocan y que afectan el equilibrio de la pelvis y todo del cuerpo. Incluso cuando la estructura corporal se encuentra en un equilibro más adecuado, abre una expresividad más libre de la persona.


http://facefocused.wpengine.com/11-essential-principles-of-face-focused-care/.